Fototerapia - Apuntes de Electromedicina Xavier Pardell

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Fototerapia

Equipos > Otros
Las unidades de fototerapia son dispositivos que emiten luz, con longitud de onda entre 420 y 500 nm aproximadamente, para el tratamiento de la hiperbilirrubinemia, condición clínica presente en los recién nacidos caracterizada por una coloración amarilla de la piel y ojos (ictericia) debida a la alta concentración de bilirrubina en sangre, que no ha podido ser procesada por el hígado del recién nacido, el incremento de los niveles de la bilirrubina arriba de los 5 mg/dL en sangre, se considera uno de los principales síntomas.
Los niveles altos de bilirrubina pueden ser el resultado de factores patológicos o fisiológicos. En la mayoría de los neonatos normales, las causas son fisiológicas y frecuentemente están relacionadas con la incapacidad del hígado que es inmaduro para procesar altos niveles de bilirrubina.

La hiperbilirrubinemia patológica es usualmente un síntoma de desordenes hepáticos o hemolíticos. La ictericia ocurre en las primeras 24 horas de vida y es generalmente considerada como patológica. Sin embargo es difícil distinguir entre hiperbilirrubinemia fisiológica o patológica y esto depende de los resultados de un estudio diagnóstico completo, incluyendo otros exámenes de sangre (por ejemplo el tipo de sangre de la madre e hijo, o con la prueba directa de Coombs).
El efecto de la luz azul sobre la bilirrubina, es el favorecer su descomposición en componentes no tóxicos hidrosolubles, que se eliminan rápidamente por el hígado, para posteriormente ser excretados a través de la orina. El tratamiento de la hiperbilirrubinemia tiene como objetivo fundamental el evitar que la bilirrubina alcance niveles tóxicos que podrían ocasionar un daño cerebral permanente.

Fig.1 Unidad de fototerapia. Fuente. Manejo de los pacientes neonatales con hiperbilirrubinemia. Tomada en enero de 2012. Disponible en www.medicalgeek.com.


Principios de Operación
Como se dijo anteriormente la fototerapia es el tratamiento comúnmente utilizado para la hiperbilirrubinemia neonatal y se basa en la fotodegradación que experimenta la bilirrubina in vivo e in vitro, dando lugar a fotoproductos más polarizados que son, por tanto, más hidrosolubles y más fácilmente excretables.
La efectividad y seguridad de la fototerapia depende de los siguientes factores:
  • Longitud de onda (intensidad de luz). Se regula por medio de filtros y debe encontrarse entre 400 y 550 nm. Acercándose lo más posible a la luz azul.
  • Intensidad de radiación (W/cm2). Es regulada por controles de intensidad de luz y por la distancia entre la fuente de luz y el paciente. Debe tenerse presente que en la medida que se disminuya la distancia entre el paciente y la fuente, se incrementa el nivel de irradiación y el calor. La tabla 1, muestra los tipos de fuente de luz comúnmente comercializados, y se señala la distancia fuente-paciente de acuerdo con el tipo de terapia que se desea proporcionar.
  • Es de gran importancia el contar con un radiómetro con un ancho de banda apropiado para medir los niveles de luz irradiada por la unidad de fototerapia. Los niveles de irradiación pueden variar dependiendo de la combinación de fuentes de luz de cada unidad. La irradiación mínima para unidades de pedestal debe de ser 18 microwatts/ cm2/nanómetro a 40 cm., para las de contacto de 19 microwatts/ cm2/nanómetro y para las unidades de pedestal de LED’s de 40 microwatts/ cm2/nanómetro a 40 cm.
  • Superficie corporal (piel) expuesta a la fototerapia (en cm2). Este es un factor importante para determinar la efectividad de la terapia. Para poder comparar la eficiencia y la efectividad de los diferentes sistemas de fototerapia se puede usar el promedio de la potencia espectral la cual se define como el producto del área de la superficie de la piel que esta siendo irradiada y el promedio de la irradiancia espectral a través de dicha área.
  •  El área de un bebé normal completamente desarrollado es de aproximadamente 2100 cm2, y para un bebé prematuro de 32 semanas es de aproximadamente 1300 cm2 (esto de acuerdo a la International electrotechnical Commission (IEC)), la lámpara de fototerapia convencional ilumina hasta una tercera parte de la piel del bebé, por ejemplo de 700 cm2 y 430 cm2, para un bebé desarrollado completamente y para un bebé prematuro respectivamente. El iluminar la mayor cantidad de superficie de la piel que sea posible ha mostrado un incremento en la eliminación de la bilirrubina; el cual esta arriba del rango de bilirrubina producida por el bebé, de este modo se produce una reducción general en los niveles de la misma.
  • Tiempo de exposición a la luz. Una sesión típica de fototerapia de baja intensidad consiste en tres días de tratamiento continuo para prematuros y de uno a dos días para neonatos a término.


Tabla 1.- Distancia recomendada para aplicación de fototerapia, con respecto al tipo de fuente de luz.

Clasificación de las unidades de fototerapia
Existen principalmente dos tipos o clases de unidades de fototerapia:

1. Unidad de Fototerapia convencional o de pedestal.
La fuente de luz es colocada por encima del paciente a una distancia determinada (Ver Tabla 1), la cual garantice el efecto terapéutico debido a la intensidad de luz recibida. Estas unidades pueden estar montadas en el techo o en la pared o en su defecto pueden estar incluidas en las cunas de calor radiante o en las incubadoras, y se les puede ajustar la inclinación y la altura.
Están integradas por tubos fluorescentes, bombillas de tungsteno-halógeno o diodos emisores de luz (LED). La radiación emitida por cualquiera de estás fuentes de luz deben ser filtradas, debido a los niveles altos que manejan, lo cual puede ocasionar daño en los ojos y la piel, los tubos fluorescentes no necesitan de filtros adicionales debido a que no emiten niveles de radiación dañinas en virtud de que la cantidad de radiación infrarroja o ultravioleta emitida por los LEDs no es significativa. (ECRI 2012)
Durante el tratamiento de fototerapia el bebé usa un antifaz para prevenir algún daño en los ojos.
Este grupo incluye los siguientes subtipos de unidades de fototerapia:

  • Móviles y de pedestal. Se colocan sobre la incubadora, bacinete o cuna de calor radiante.
  • Fijas. Pueden ser montadas a la pared o al techo.
  • Interconstruidas. Incluidas en cunas de calor radiante o en incubadoras.


Dentro de estos grupos existen diferencias atribuibles principalmente a los diferentes tipos de fuentes de luz que utilizan:


  • Tubos fluorescentes. De luz blanca y fría o de luz azul. Estas unidades tienen protecciones de plexiglás para filtrar cualquier radiación ultravioleta. (Las luces fluorescentes no emiten niveles peligrosos de radiación infrarroja)

  • Bombillas de tungsteno-halógeno. Emiten luz en un amplio espectro (280 a 1,400 nm), en consecuencia emiten radiación ultravioleta y radiación en el infrarrojo cercano, que a altos niveles pueden dañar a los ojos y la piel. Su diseño debe incluir filtros internos y reflectores para reducir la energía dañina de estos dos tipos de radiación.

  • Diodos Emisores de Luz (LED). La luz azul emitida se encuentra entre 450 a 475 nm, no aumenta la temperatura ni emite radiación ultravioleta. Esta fuente de luz utilizan menos energía y su vida útil es extremadamente larga.

2. Unidad de Fototerapia de contacto.
Esta unidad suministra luz terapéutica mediante fibra óptica que está en contacto directo con la piel del paciente. Algunas unidades cuentan con controles de intensidad que permiten ajustar los niveles de irradiación.
Los sistemas de fototerapia de contacto, consisten en: fuente de luz (una bombilla de tungsteno-halógeno) en un gabinete independiente, cable flexible de fibra óptica, manta de plástico y emisor de luz.
Al igual que en los sistemas de fototerapia convencional, las radiaciones en el infrarrojo cercano y ultravioleta se deben de filtrar.
La luz azul filtrada es reenviada desde la fuente a través de la fibra óptica hasta las fibras internas de la manta donde se emite a la piel del paciente. Algunos sistemas contienen controles de intensidad de luz para ajustar los niveles de irradiación de luz de la fuente.
Cuando se coloca al infante sobre este tipo de manta, se puede colocar también una lámpara de fototerapia de pedestal para administrar una terapia doble.
Una sesión de fototerapia típica de baja densidad dura aproximadamente 3 días continuos para el tratamiento de pacientes prematuros, y uno o dos días para recién nacidos a término completo.


Fig.3 Unidad de fototerapia de contacto. Ictericia fisiológica del recién nacido. Tomada en enero de 2012. Disponible en www.pequelia.es

CENETEC

 
eXTReMe Tracker
Xavier Pardell Peña
ACCESO AL FORO
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal