Curso Carros Anestesia - Apuntes de Electromedicina Xavier Pardell

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Curso Carros Anestesia

Cursos

Objetivos


  •  Proporcionar la información necesaria al técnico para que entienda el modo de funcionamiento y la utilización de los carros de anestesia.
  •  Comprender la importancia de los equipos médicos en áreas críticas y sus principios de operación. Conocer los componentes principales de un una máquina de anestesia. 


Anestesia

La Anestesia consiste en un estado transitorio reversible de depresión del sistema nervioso central mediante la administración de una sustancia química, que produce la pérdida o ausencia temporal de la conciencia, sensibilidad táctil, brindando al paciente un estado de relajación muscular y abolición de los reflejos.

Principios básicos de funcionamiento

Se denomina genéricamente equipo de anestesia, al conjunto de elementos que sirven para administrar los gases medicinales y anestésicos al paciente durante la anestesia, tanto en ventilación espontánea como controlada. Actualmente se habla de estaciones de trabajo de anestesia que incluiría junto al equipo de anestesia la monitorización mínima respiratoria asociada, los sistemas de alarma y la protección.
El sistema de aporte de gases frescos comprende desde la llegada de los gases al respirador hasta el circuito de anestesia. El aparato de anestesia recibe el gas comprimido desde una fuente de suministro y, mediante los caudalímetros crea una mezcla de gas de volumen y composición conocida. Esta pasa a través de un vaporizador, donde incorpora un porcentaje exacto de gas anestésico volátil. El gas resultante penetra en el circuito anestésico. Llamamos ¨flujo de gas fresco¨ (FGF) al volumen minuto de gas final, que se aporta al circuito anestésico y que todavía no ha sido utilizado por el paciente, habitualmente es una mezcla de oxígeno, y/o aire medicinal, N2O al que se puede añadir o no gases anestésicos inhalatorios.

Todos los hospitales tienen un sistema centralizado de aporte de gases medicinales. Las tomas de gases de la pared o tomas ”rápidas” no están todavía unificadas, existiendo varios tipos de terminales según la industria instaladora de igual manera ocurre con la entrada de gases a los aparatos. No obstante, para cada marca es específica la forma (y el color) del terminal para cada gas, no siendo intercambiables.

Como medida de seguridad, en el interior de cada aparato existe una válvula de control que previene el flujo retrogrado de gases a la atmósfera.

Las proporciones de oxígeno, óxido nitroso y otros gases medicinales administrados por el aparato de anestesia, así como el flujo de esa mezcla de gases, son ajustados por el cuadalímetro. Actualmente existen tres tipos:

1. De flotador
Este tipo de caudalímetro es el que va montado en la mayor parte de los respiradores. Se compone básicamente de una válvula de control de flujo, el tubo de flujo, el flotador y la escala indicadora. La primera entra en el tubo, transparente y graduado o tubo de Thorpe, en el interior del cual flota un indicador móvil (flotador), cuya superficie refleja por medio de una escala indicadora la cantidad de flujo que pasa a su través.

2. De paleta
Estos caudalímetros también denominados de Gauthier, son de orificio constante y presión variable. En realidad, son manómetros que constan de cámaras pequeñas , redondas con su cara anterior transparente para ver el movimiento de la paleta indicadora. El flujo de gas entra en la cámara por un orificio posterior y empuja a la paleta indicadora. La presión resultante del flujo de gas es contrarrestada por la tensión de un resorte espiral, solidario con la paleta.

3. Electrónicos
Los caudalímetros electrónicos miden el flujo por la variación de temperatura que sufre un sensor térmico situado en el centro de la corriente del gas; la medida electrónica se obtiene de un sistema de visualización digital o bien de una barra formada.

Medición de la concentración de oxigeno

La concentración de oxígeno inspiratorio se mide con un sensor de célula galvánica doble, que está fijada a la cúpula de la válvula inspiratoria. El sensor contiene dos células electroquímicas independientes, o mitades de sensor. Cuando el sensor está expuesto al oxígeno, se produce una reacción electroquímica en cada célula. El monitor de oxígeno mide la corriente producida en cada célula, calcula un promedio para las dos células y traduce el promedio a una medida de concentración del oxígeno.

Una alternativa al sensor de oxigeno es la medición de la concentración de este gas a través del sistema paramagnético. Este consiste en aprovechar la alta susceptibilidad magnética del oxígeno, es decir, que la molécula es atraída por los campos
magnéticos. La medida del oxígeno gaseoso, se basa en el cambio de la fuerza magnética que actúa sobre un cuerpo de ensayo suspendido en un campo magnético no uniforme, cuando este cuerpo se encuentra rodeado de una muestra de gas.

El cuerpo de ensayo consiste en dos pequeñas esferas de cristal unidas a través de una varilla. Este conjunto se monta horizontalmente y está suspendido sobre un fibra de cuarzo tensa en el campo magnético no uniforme. En el centro de la varilla hay un pequeño espejo sobre el que se enfoca un haz de luz. La corriente eléctrica diferencial de salida de las fotocélulas es amplificada y conducida en forma de realimentación a una bobina devanada en torno al conjunto suspendido.

Cuando no hay oxígeno presente en la muestra de gas, el conjunto de torsión gira hasta que la señal de salida de las fotocélulas sea cero.

Partes de un carro de Anestesia

El carro de anestesia es un sistema complejo de control de flujo y presión. Los gases subministrados al sistema, desde tuberías o cilindros, a una presión regulada y controlada proporcionan un flujo de gas mezclado respirable y seguro.




Flujómetros de Oxígeno, Óxido Nitroso y Aire, calibrados en ml/min y L/min*.

  •  Vaporizadores de Halogenados (Halotano, Enfluorano, Isoflurano, Desflurano y/o Sevorane).

  •  Manómetros de Presión de Oxígeno, Óxido Nitroso y Aire, calibrados. Indican la presión a nivel de la fuente de gases anestésicos (cilindros o red centralizada).

  •  Válvula de Flujo Rápido de Oxigeno o "Flush", Permite un llenado rápido de la bolsa reservorio en caso de vaciarse, así como sirve también para el " lavado " del sistema anestésico que se realiza para la Emersión.

  •  Interruptor de Encendido: Este puede bloquear solo los componentes electrónicos de la Máquina de Anestesia pero no los flujómetros de gases anestésicos. En otros casos este interruptor es electroneumático y al estar apagado no se pueden emplear los flujómetros de gases.

  •  Circuitos Anestésicos: conjunto de elementos que permite vehicular la mezcla de gas fresco, procedente del sistema de aporte de gases, hasta el paciente y evacuar los gases espirados o en su caso, recuperarlos para administrarlos de nuevo. Los carros de anestesia poseen en general dos circuitos: uno auxiliar, que se utiliza principalmente como sistema de ventilación manual y espontánea; y el principal, que contiene un sistema automático para aplicar y controlar la ventilación con presión positiva intermitente (IPPV). En los carros clásicos, el circuito principal es circular, lo que permite la reutilización de los gases espirados. En los ventiladores adaptados a anestesia, los gases espirados no son reutilizados.

  •  Absorbedor de CO2 (Canister). El absorbedor de CO2 contiene Cal Sodada o Baritada la cual reacciona con los gases espirados por el paciente y elimina por neutralización química el Dióxido de Carbono (CO2), para que pueda ser inhalado de nuevo por el mismo sin peligro de envenenamiento. Esta Cal cambia de color blanquecino a azul-violeta una vez que se halla inactiva para cumplir su función, por lo cual debe ser cambiada. Su duración depende del circuito utilizado, así como del flujo de gas fresco ajustado durante la anestesia. Se estima que como mínimo dura unas 5 horas en circuito cerrado. La detección mediante el capnógrafo de cierto nivel inspirado de CO2 es el signo inequívoco del agotamiento del absorbente.




Los ventiladores poseen un panel de control donde se encuentran una serie de mandos para fijar el patrón ventilatorio y las alarmas más esenciales:

  •  Volumen corriente (VT): ajusta el volumen en ml
  • Frecuencia respiratoria (FR): el número de veces que envía el VT por min.
  • Volumen minuto (VE)
  •  Relación I/E: determina duración relativa de cada fase en un ciclo ventilatorio

Un respirador tiene que tener al menos las siguientes alarmas:
  •  Presión alta
  •  Volumen minuto
  •  Fallo de fuerza motriz del ventilador
  •  Presión baja. Avisa de desconexión o fuga
  •  Concentración de O2 inspirado, FiO2

Mantenimiento preventivo y detección de averías

  • Examinar el exterior del equipo, la limpieza y las condiciones físicas generales.

  •  Verificar que la carcasa esté intacta, que todos los accesorios estén presentes y firmes, y que no haya señales de líquidos derramados.

  •  Examinar los amarres contra tirones a ambos lados de los extremos del cable de red.

  •  Si el equipo tiene un interruptor de corriente, revisarlo y ver que se mueve con facilidad.

  •  Si el equipo está protegido por un fusible externo, revisar su valor y modelo de acuerdo con la placa de características colocada sobre el chasis.

  •  Revisar las condiciones de todos los tubos y mangueras y sus conexiones. Asegurarse que no están rajados, obstruidos, ni sucios. Verificar que no hay fugas.

  •  Examinar todos los conectores o accesorios de amarre y la tomas para los gases respiratorios. Los accesorios de amarre deberían estar apretados y no haber fugas entre la manguera y la toma de gas.





Comprobar que están todos los sensores y transductores que le corresponden al respirador (temperatura, O2, flujo, presión, inspiración, expiración, etc.), que funcionan correctamente y no tienen un comportamiento intermitente.

  • Comparar las medidas dadas por ellos con las programadas y determinar si el sensor o el transductor son operativos en primera instancia.

Revisar las condiciones de los filtros de los gases respiratorios. Verificar que
no existen indicadores de residuos corrosivos, líquidos, gases, o partículas sólidas contaminantes en la fuente de gas.

  •  Limpiar los filtros o reemplazarlos si fuera necesario.

  •  Durante el curso de la inspección confirmar el funcionamiento de todas las luces, indicadores, medidores, galgas, y displays de visualización de la unidad.



Autores: Núria Llahí y Xavier Pardell


BIBLIOGRAFIA
1. Procedimiento de inspección y mantenimiento preventivo Equipos de Anestesia. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa – Zaragoza; Servicio de Electromedicina.
2. Carros de Anestesia (Apuntes Electromedicina SEEIC), Xavier Pardell, 2012.
3. Manual Dräger de Carros de Anestesia

 
eXTReMe Tracker
Xavier Pardell Peña
ACCESO AL FORO
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal